FANDOM


Los mordedores son enemigos en Dying Light y Dying Light: The Following. Son los infectados más básicos del juego, y deambulan por todos los escenarios independientemente de la hora. Ellos portan el virus Harran en su estado más avanzado, que junto a la descomposición ha afectado sus capacidades, haciéndolos lentos y sin pensamiento. Debido a su situación, han perdido mucha fuerza y movilidad de su estado humano y son fáciles de derrotar.

Apariencia Editar

Los mordedores comparten una apariencia similar, siendo todos ellos humanoides genéricos y calvos, vestidos con ropa de calle, bañadores o uniformes. Todos los mordedores lucen heridas y abundantes manchas de sangre, tanto en la piel como en la ropa, y mantienen expresiones eternas de rabia como los animales.

Combate Editar

Los mordedores vagan sin rumbo por las calles de Harran, y suponen un peligro cuando viajan en grandes grupos. En solitario no son muy peligrosos, y carecen de la inteligencia de los víricos, pero tratarán de agarrar al jugador para drenar lentamente su salud.

Los mordedores básicos son lentos y débiles, y tienen poca salud, pero los más avanzados o corpulentos son resistentes y fuertes, y avanzarán en grupos. También hay algunas variaciones de éstos que caminan mientras arden en llamas o desprenden una peste tóxica y que pueden hacer daño al jugador por simple contacto.

Estos infectados atacarán al jugador con mordiscos y manotazos. Si se les amputan los brazos, se lanzarán contra el jugador para morderle, y si se les rompen o amputan las piernas, se arrastrarán para atacar, pudiendo ser eliminados por la habilidad Golpe de gracia.

Curiosidades Editar

  • En Dying Light; The Following, hay una versión mas resistente y corpulenta de los mordedores que pueden llegar a aturdir al jugador.
  • Durante la Noche, algunos de estos infectados se vuelven Caminantes Nocturnos, que se comportan como los víricos y al igual que los Coléricos acechan en la noche y son intolerantes a la luz ultravioleta.
  • Se puede llegar a encontrar un grupo de los hombres de Rais en la ciudad vieja, los cuales mencionan que el tejido de los pulmones de los mordedores está muerto, por lo tanto no pueden respirar y hacen ciertos sonidos, como si fueran animales.